lunes, 9 de enero de 2012

La visita de Sumomo



La visita de Sumomo por K a r l o t a, en Flickr


Es un día de invierno por la tarde. Todavía es navidad. Sumomo, como el turrón, regresa al barrio de nuevo.
Ahora Madison vive en una nueva casa, y quiere recibir a su buena amiga con una rica merienda.
Ha preparado perritos calientes, patatas, bollos, helados y unas empanadillas. También tiene café y batido de fresa.


  Al fin, la invitada ha llegado. Tras una larga subida en el ascensor hasta el octavo piso, Sumomo aparece en escena.


¡¡Qué bien!! Hacía bastante tiempo que estas dos buenas amigas no se veían. Ya era hora de reencontrarse.
Sumomo saludó al fin a Madison, tenían muchas cosas que contarse.


Madison la saludó muy contenta. Estaba muy feliz de tener a su amiga en casa.
Todo estaba preparado.


Se abrazaron tras mucho tiempo. Madison le preguntó a Sumomo cómo había sido el viaje, y se interesó por la familia de ésta.
Todo parece estar bien, lo que hizo que el encuentro fuera más feliz.


Madison mostró a Sumomo la merienda que había preparado. Perritos calientes con cebolla frita, pepinillos y bacon, los más ricos.


Sumomo tenía hambre, y eso era justo lo que le apetecía.


Decidió prepararse uno de esos estupendos perritos calientes.


Entonces alguien llegó. ¡Sí! Era Gideon.


Madison fue a recibirlo. Parece ser que se había enterado de la visita de Sumomo. Él también quería saludarla.


¡Oh, qué bien huelen esos perritos! - A Gideon se le antojó uno también.


¡Había tanta comida rica y Gideon tenía bastante hambre!


Madison le indicó que podía servirse lo que quisiera.


Sumomo mientras, ya había terminado de servirse.


Gideon y Sumomo decidieron ponerse a comer de inmediato. No querían que la comida se enfriara.


¡Oh! ¡Alguien más había llegado por el ascensor! Se trataba de Tamika.


Tamika explicó a Madison que también ella se había enterado de la llegada de Sumomo, y quería verla.


Saludó efusivamente a Sumomo, ya que estaba muy contenta por su visita.


A Tamika también le apetecía tomar algo de merendar, y se decantó por un bollo dulce.


Madison decidió servirse también un perrito y unas cuantas patatas fritas.


¡Pero entonces llegó Jayden!


Él se sorprendió al ver tanta gente. Desconocía por completo que Sumomo había regresado. Jayden sólo pasaba para ver a Madison.
Ya que estaba allí, decidió quedarse para merendar también.


Poco después otra persona salía del ascensor. Era Ami, la hermana pequeña de Jayden.


Madison se sorprendió de la llegada de Ami. ¿Por qué habrá venido?


Ami explicó que había venido porque a Jayden se le había olvidado darle dinero para hacer la compra.
Al ver el panorama, Ami también quiso tomar algo para merendar.


Decidió tomar una empanadilla de bacon y queso, ya que no había nada de pollo para comer.
Como todos los presentes le caían mal, decidió ir a la salita para merendar ella sola.


Al rato llegó Logan.


Logan se había enterado de que Sumomo había vuelto y también quería saludarla.


Madison le preguntó si quería merendar también, ya que era el único que faltaba.


Al final todos merendaron cosas ricas.


Esa tarde se lo pasaron todos muy bien, hasta Ami.

REPARTO (de izquierda a derecha):
Gideon - puki puki pongpong sleeping
Ami - puki puki lily
Jayden - puki puki pongpong
Sumomo - puki puki sugar
Madison - puki puki madeleine
Logan - puki puki chuchu
Tamika - puki puki cupid

4 comentarios:

  1. que monos todos, pero me parece que Madi al final se quedo sin su merienda, porque la repartio entre todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más o menos, pobre Madi, siempre con un montón de gorrones alrededor XDDD

      Eliminar
  2. ya tengo en casa el nuevo puki!!!! a ver si me pongo a maquillarla y quedamos prontito otra vez!

    ResponderEliminar